Articulos y Crónicas

Aquí colgaremos las crónicas, reviews, entrevistas o artículos, de tus conciertos, nuestros conciertos, discografia de Maiden y relacionados, entrevistas. Colgaremos algunos d elos contenidos publicados en nuestro magazine, o que no han tenido cogida en él, así como los contenidos más interesantes que nos envies.

Si quieres enviarnos alguna crónica de algún concierto de Maiden ya pasado, o de otros años, da igual la época o el tiempo que haya pasado, puedes escribirnos desde este formulario.

Debes de enviárnoslo en formato Word (.doc | .docx) ó PDF con algunas fotos e imágenes del evento donde habéis estado, sería bastante interesante tener tambié;n esas imágenes. Una vez enviado y escogida, nosotros nos encargaremos de colgarla en esta sección, reconociendo y nombrando a su autor.

También puedes publicarla en nuestro foro y posteriormente escribirnos un email.

[RESEÑA] THE BOOK OF SOULS, el regreso brillante de una banda atemporal.

Afrontar el viaje a través de un nuevo disco de una gran banda de rock cuando su vida y carrera son tan largas siempre es una auténtica aventura, y en el caso de Iron Maiden, amados por millones de personas y odiados por otros cuantos miles con frenética actividad virtual, el reto no es menor. Tampoco puede dejarse de lado el contexto que rodea al lanzamiento de su disco número 16, “The Book of Souls”; nos enfrentamos a una banda con 40 años de vida, que lo ha sido todo y más para el heavy metal, y que ha contribuido con buena parte de sus discos no sólo a que este estilo musical sea como es, sino a que muchas de sus ramificaciones sean como son. Estamos hablando de una banda que, 40 años después de su nacimiento, sigue apabullando en su giras, revienta los estadios y las arenas, y sigue haciendo discos de éxito comercial como en su etapa más dorada, la que ocupa desde 1982 hasta 1988.

Iron Maiden hace mucho que no tiene que demostrar nada a nadie; Harris y sus muchachos son una institución totalmente consolidada y respetada (aunque entre la talibanía cañí del forofo medio del metal de este país la cosa es distinta), y no tienen ya necesidad de innovar de forma significativa para hacerse un hueco en la escena del rock, pues ya lo hicieron hace 30 años, dejando un legado difícil de igualar. Por otro lado, Iron Maiden se han caracterizado por algo muy visible a lo largo de todos estos años, algo que, aún hoy, sigue sin ser comprendido por mucha gente: componen y graban lo que les apetece en cada momento, sin seguir modas, sin ceder a la presión de las discográficas, sin dejarse llevar por la opinión de sus fans... Estamos hablando sobre una banda cuyos miembros están muy cercanos a los 60 años, con la excepción de McBrain, que ya los supera, y es evidente que las composiciones no sólo reflejan el bagaje musical acumulado, sino también la clara intencionalidad de no agotarse encima de los escenarios tocando un paquete de temas con ritmos infernalmente rápidos.


Así, de todo este mejunje, nace “The Book of Souls”, un disco que bajo mi punto de vista está lejos de la potencia, crudeza y creatividad de sus discos clásicos, pero que nos presenta a los mejores Iron Maiden de los últimos 20 años. La inicialmente atemorizante hora y media de música que trae este nuevo álbum, a medida que se desgranan los cortes, se convierte en un “me he quedado con ganas de más”. No sé en el caso de otras personas, pero en el mío, de entre todas las escuchas que ya le he dado, he sido capaz de escuchar el disco dos veces seguidas del tirón sin que en ningún momento haya hecho aparición el aburrimiento o cualquier otro sentimiento negativo. Y esto, dado el contexto relatado anteriormente... pues ya es mucho.

No voy a desmigar tema por tema; hay críticas a docenas por la red que se encargan de hacerlo, con opiniones diversas mejores y peores, y la mía sería una más. Sí quiero dejar patente que la sensación que me ha dejado este disco es de plenitud. No sé si habrá sido consciente o no, pero estos seis británicos han conseguido meter en hora y media de música todos y cada uno de los elementos que caracterizan la música de Iron Maiden, prácticamente sin dejarse nada fuera. Así, podemos sorprendernos con claras reminiscencias de “Seventh son of a seventh son”, “Powerslave”, “Somewhere in time”, “Piece of mind”, incluso por momentos de tiempos más pretéritos... También me ha quedado la sensación de que Harris ha colocado cositas de “The X Factor” y “Virtual XI” en algunos temas, y desde luego queda claro que “The Book of Souls” es un disco claramente de continuidad desde “The Final Frontier”, pues no se han limitado a cortapegar cosas de su pasado, sino que desde la base de los Maiden actuales han recuperado ingredientes de recetas de antiguos platos para reformular una nueva carta añeja y nueva a la vez, como esos grandes cocineros que triunfan porque han sabido amalgamar vanguardia y tradición; así, nos encontramos también con cosas que nos llevan inmediatamente a discos más cercanos, y de hecho “Speed of light” podría estar dentro de “The Final Frontier” sin problema alguno. También he advertido alguna influencia de Purple, Rainbow, e incluso algún guiño disimulado a Dream Theater, lo cual es normal; los primeros porque son sus influencias directas, y el tercero, porque sé que tanto Smith como Dickinson, y no me extrañaría que Harris, vienen observando desde hace años lo que hacen los de Petrucci.

El disco contiene 11 temas, y no creo que exista ni uno sólo que sobre, al margen de los gustos de cada quién. Yo me quedo claramente con “If eternity should fail”, “Speed of light”, “The red and the black”, “When the river runs deep”, “The Book of Souls”, “Shadows of the valley” y “Death or glory”... 7 cortes que, para mi gusto, son muy buenos temas y que, por su duración, ya podrían formar un disco. Los otros temas no es que no me gusten, simplemente no me emocionan tanto como los descritos, si bien encuentro pasajes muy interesantes en “The great unknown”, ”The man of sorrows” o “Empire of the clouds”, la canción más larga de toda la carrera de la Doncella, y que está escrita casi como la banda sonora de la tragedia aérea que canta Bruce. Sí que me ha parecido un poco floja “Tears of the clown”, en comparación con el resto de temas, y me ha sorprendido mucho “The man of sorrows” por su corte comercial y progresivo, quizá la canción más contemporánea que tiene este álbum. La producción ha mejorado sensiblemente en relación a su predecesor, pudiendo escucharse un disco compacto, con un empaque casi perfecto. A muchos les seguirá chirriando la producción de Shirley... pero lo cierto es que Maiden llevan sonando de forma muy parecida desde 2000, un sonido que Harris quiere que se acerque todo lo posible al directo, y de hecho este disco ha sido grabado a la vieja usanza. Incluso a veces me da la sensación de estar escuchando una producción muy cercana a la que tuvo "Seventh son of a seventh son".

En cuanto a los músicos... es increíble lo bien que canta Bruce; 56 años (hoy 57), y si bien se le nota la edad, sigue cantando con una fuerza y una elegancia que ya quisieran para si  buena parte de los cantantes de rock y metal mucho más jóvenes que él. Nicko y Steve pasan un tanto desapercibidos, pero no tanto porque hayan hecho un mal trabajo, sino por el brillo de los demás; de hecho, el trabajo de Nicko es muy efectivo, y sin hacer grandes alardes (es evidente que la edad también juega en este caso), consigue demostrar que sigue siendo un batería ampliamente resolutivo. En cuando a Steve, está omnipresente, como siempre, y sigue guiando el sonido de la banda, como siempre... aunque creo que en este disco brilla más por sus composiciones que por sus ejecuciones. En cuanto al trabajo de las guitarras, creo que por fin han dado con el peso más adecuado para ellas; y es que “The Book of Souls” ha recuperado el protagonismo de las guitarras, y se nota que los tres han trabajado mucho en estructuras y solos. Dave está francamente inspirado en algunos momentos, como hace mucho que no lo estaba; a Janick le agradezco enormemente que no se haya dedicado a recorrer el mástil con licks de repetición, y de hecho ha grabado solos muy interesantes, como el que “The red and the black”. Adrian está inmenso; se nota su mano en cada tema, aunque no lo haya compuesto él, pues hay mucho trabajo de arreglos en este disco, y el músico más capaz en ese sentido siempre ha sido Adrian Smith. Y los solos que ha firmado para esta vez en algún caso son increíbles, gastándose el lujo incluso de usar slide en “Death or Glory”.

En conclusión, Iron Maiden han regresado con un disco debajo del brazo increíble para el momento de su carrera en el que están, haciendo gala de un saber hacer que casi ninguna banda tiene ya a determinadas alturas de su vida. Es evidente que el gran protagonista, no tanto por su trabajo (que también) como por la enfermedad detectada poco después de la grabación del disco, es Bruce, que además está siendo la cabeza visible en la promoción del disco en estos momentos. Creo que ese protagonismo se agrandará durante los shows de la gira, un tour que promete, y mucho, y que a buen seguro será otro gran triunfo de la Doncella. Cuando se materializó la cercanía del nuevo disco en mi interior se forjaba la idea de que la música iba a ser claramente continuista desde su anterior disco, pero que los dos años de gira de “Maiden England '88” les habría influido en sus composiciones, sobre todo por lo cómodos que se les vio encima de los escenarios ejecutando algunos temas. Lo cierto es que no era este resultado lo que realmente me esperaba... pero sí... en cierta manera es algo así finalmente, y me alegro por ello, porque han sido fieles a sí mismos dando un paso más hacia adelante, pero también porque han recuperado esencias que muchos echábamos de menos en los últimos años. Con las primeras escuchas pensé que era lo mejor que habían hecho desde “Seventh son of a seventh son”... pero hoy no lo tengo tan claro... aunque creo que es un disco sobresaliente si contemplamos sus últimas creaciones desde 1998; para mí, de hecho, es quizá lo mejor que han grabado desde la vuelta de Adrian y Bruce.

Durante estos días he leído muchas críticas y comentarios sobre el disco. La mayor parte de las críticas de diferentes medios son buenas o muy buenas, lo cual implica que lo que uno piensa no está tan desencaminado. Luego están los comentarios negativos de los haters de turno, siempre con las mismas opiniones hirientes y los comentarios pesadamente absurdos... que en general no demuestran más que un desconocimiento evidente de la carrera de Maiden, y desde luego la no aceptación del camino que ya hace muchos años tomó la Doncella; hay quien incluso se ha permitido el lujo de decir desde un medio público que el disco tiene imperfecciones de composición y grabación... Lo cierto es que, para regocijo de muchos y pesar de otros, Iron Maiden ha vuelto, nos ha obsequiado con una obra sorprendentemente contemporánea, contundente, elegante y con una calidad que pocas bandas con la edad de 40 años son capaces de mantener en el tiempo: ni Scorpions, que supuestamente han regrabado hace poco descartes de los '80; ni Judas Priest, que acusa enormemente la marcha de KK Downing; ni Accept, que por mucho que se obcequen muchos, sus últimos discos están a años luz de los grandes clásicos que grabaron con Udo; quizá los únicos que pueden mirar de igual a igual a Iron Maiden son los incombustibles Motörhead, que sí que me vienen sorprendiendo muy positivamente en sus últimos discos.

En cualquier caso, seremos millones las personas que nos estemos deleitando con estas nuevas canciones, y las que estaremos esperando ansiosamente para verles encima de un escenario. ¿La jubilación? Mucho más allá de la última frontera.

Reseña: Adrian S.
Licencia: Este contenido está protegido por una licencia permisiva BY NC SA de Creative Commons.
Enlace permanente: http://articulos.ironmaiden.es/2015/09/resena-book-of-souls-un-regreso.html

11 comentarios:

  1. Pues comparto casi todo en lo que nos comentas, por que solo es un comentario largo lo que nos
    has regalado, con el que eh disfrutado leyendo, y paso un momento ameno, y te felicito por
    tus lineas, eres muy versatil al plasmar tus impresiones, y sabes entretener al lector,
    en cuanto al album dire, que a mi me ha gustado todito, y desde la primera escucha, no hay
    cancion de relleno, ni aburrida, lo que si es muy cierto es que pudo haber sido muchisimo mejor
    con unos 20 minutos menos, y quedarse en un trabajo de 70 o 65 min., principalmente el intro
    con la cancion que abre el album, le quitaria la mitad , que me gusta el sonido de la
    trompeta sintetisada, pero le da 3 vueltas, y eso hace saltarme y adelantar esos minutos,
    en the red and the black, la hubiese dejado en 8 minutos, y hubiese sido un clasico moderno
    instantaneo, y a las otras canciones largas unos 2 minutos menos, pero aun asi me parece
    un exelente album, que para mi tiene elementos de casi todos sus discos, en unos mas
    en otros menos, han hecho un muy buen trabajo, y he disfrutado como enano cada una
    de sus escuchas, que no han sido pocas eehh, yo le otorgo un 8.5 bien merecido y que
    si hubiera tenido un poco menos de duracion, facilmente le hubiera metido un 8.8, un
    abrazo, Atte: IronPriest 666

    ResponderEliminar
  2. Caballeros, mis respetos para todos ustedes.
    Mi opinion, esto es lo mejor de Maiden desde "Fear of the Dark"

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado el disco. Lleva mi cabeza tarareando sus canciones. Como bien dices para gustos los colores y tu canción floja para mi es una de las mejores " Tears of a clown " la parte del estribillo de " ...feeling down,tears of a clown" ya me la imagino repetida en concierto XD . Algo me pareció leer estaba dedicada al cómico fallecido Robin Williams. La mejor sin duda para mí la canción que da honor al nombre del disco The book of souls. Hemos dado el salto de las pirámides Egipto a los templos mayas de México. Clásico instantáneo, pelos como escarpias.
    Como punto negativo ,tambien me ha dado la sensación es que a veces, muy pocas veces eso sí, algunos cortes o cambios de ritmo son demasiado bruscos y parecen más un descuido en pulir la edición del disco que por mala ejecución de la banda. A los Iron se les perdona todo y seguro queda de lujo en concierto....y aunque Bruce ya reconoció en una reciente entrevista no tiene ni idea de tocar el piano y fue más por in tema de que nadie más podía hacerlo....sería brutal verle así en un concierto tocar además de ser inédito en la banda y seguro nos deleita pegando sus saltos desde arriba del piano jajaja . Uuuuupp the Ironss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahh se me olvidaba. Muy acertado esto que comentas de una reformulación de buenos clásicos mezclado con moderno. Es justamente como se percibe. Música modernizada pero con el sabor auténtico de siempre... Otra cosa alguien sabe porque se debe la similitud no casual de la canción shadows of the valley con la inmortal wasted years?...aunque creo que en todas las canciones hay algo que recuerda a uno de sus grandes clásicos...será casualidad o demasiado escuchar Maiden xD ??

      Discazo, la verdad. De los mejores sin duda. Que ganas de concierto!!!!

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Hola me parece buen disco mejor que el aburrido final frontier, tiene toques 80s es las melodías y estructuras buen trabajo lo único que me jodio fueron algunos estribillos bastantes flojos como el valle que es un Temazo y se me quedó cara de tonto con ese estribillo una pena. Y el tema red and ... me parece bueno pero una cagada abusar de la melodía de voz acompañada con el punteo de fondo con la misma melodia de voz. Y eso que me gusta ese tipo de composición como el goht navige pero en este caso abuso y quedo mal.pero en fin buen disco recomendado si te mola maiden y sino también :)

    ResponderEliminar
  7. SUBLIME !!! Para mí la mejor palabra que describe esta obra de arte. Nuevo puñetazo en la mesa que dan estos genios del metal por si alguien dudaba de quienes son los maestros en esta época de racanería compositiva en los que a tantos grupos consolidados les cuesta muchos años sacar material nuevo de cierta calidad. Pues aquí tenemos un disco 100% material inédito y además doble. 92 minutos inolvidables para disfrutarlos durante muchos años. En general bastante de acuerdo con la excelente crítica del disco que nos ofrece METALTOTAL. Para mí tres canciones sobresalen por encima del excelente nivel del disco, lo que les convierte en nuevas joyas de la discografía Maiden. Son The book of souls, The red and the black y The man of sorrows. Por el contrario, en mi opinión la canción más prescindible del álbum sería When the river runs deep y hasta si me apuras Speed of light ( aunque eso no signifique que sean malos temas, sólo que no están al nivel del disco ). Yo claramente hubiera elegido Death or glory como single de lanzamiento del disco, más directa y contundente que Speed of light. Mención especial para los dos temas compuestos por Dickinson que abren y cierran el disco. Aunque en mi opinión a nivel compositivo Harris está todavía por encima de Bruce, especialmente en temas extensos y complejos, estos dos temas hay que escucharlos sin prejuicios y se disfrutan muchísimo. Se que no son 100% metaleros pero musicalmente son muy buenos si se escuchan con la mente abierta. Esta es mi sensación con sólo un par de escuchas, seguro que cuanto más lo oiga me gustará aún más e iré encontrando detalles que se pasan por alto al principio, pero estoy convencido que este material en directo tiene que sonar a gloria y estoy ya deseando que visiten nuestro país para comprobarlo. UP THE IRONS !!!

    ResponderEliminar
  8. Discazo en toda regla. Lo he escuchado unas 10 veces y no me canso. Eso algo quiere decir. A estas alturas de la carrera de Maiden, entrar a valorar si estas nuevas composiciones son mejores o peores que en los 80 creo que es un debate que no lleva a ninguna parte. Ellos han evolucionado y nosotros, como fans, también hemos crecido. Contemplamos los discos clasicos con mucha nostalgja cuando hace tiempo que estos brillantes músicos decidieron crear temas de esos que les hizo diferentes compositivamente. Un placer que reafirma quienes son como conjunto.

    ResponderEliminar